Interesante conferencia coloquio titulada “La Corrupción, ¿una asignatura pendiente en nuestra sociedad?” sobre la corrupción es España, impartida por el Magistrado Juez Sr. Acayro Sánchez en CASYC, Santander el 14 de junio de 2018, invitado por el Club Rotario del Real Valle de Camargo.

La conferencia gira alrededor de dos puntos:

  • el coste de la corrupción en España -unos 4.000 Euros por familia al año (1,000 euros por persona, 2,73 Euros al día y se invierte sólo 27 euros al año por persona en remediarlo), «nos importe o no nos importe, nos afecte o no nos afecte» y esto referido sólo a las irregularidades en cuanto a contrataciones. La cifra presumiblemente podría ser mucho mayor- . Y hay muchísima más corrupción de la que podamos imaginar. Aporta un ejemplo: los salarios de empleados en España son aproximadamente la mitad de los costes en Alemania. Sin embargo, el coste de construcción de un kilómetro de carretera en España cuesta el doble que el mismo kilómetro de carretera en Alemania. Aporta ejemplos como la M30 en Madrid, el caso Iberia y su descapitalización, la trama Gürtel, los modificados de obra. Habla de la desafección total de los ciudadanos hacia las instituciones, que en España es cada vez más preocupante. Los ciudadanos no nos fiamos de ellas, ni de aquellos que las controlan. Habla también de los denunciantes de corrupción, no hay Ley de Protección para ellos. Expone cómo sufren un auténtico calvario una vez deciden dar el paso de denunciar -lo pierden todo, perseguidos por los corruptos- y deja claro cómo la sociedad está en realidad en deuda con ellos. Habla de periodistas amenazados por presentar los casos y de las víctimas directas.
  • reacciones del Poder Judicial ante la corrupción, viene en primer lugar a poner de manifiesto que el Poder Judicial sigue «tutelado» por el poder político. Habla también del sobrecargo de trabajo de los Juzgados. Estadísticas hablan de sobrecargas del 150% o del 200%, que por tanto no tienen medios para hacer frente ni siquiera a los casos habituales. Juzgados con más de 4,500 causas en trámite… y algunos Juzgados con tres jueces, con más de 50,000 demandas. La Unión Europea invierte 50,4 Euros por habitante al año en medios al año. Alemania 103 Euros por habitante al año. España invierte 27 Euros por habitante. Alemania tiene 25 jueces por cada 100.000 habitantes. España tiene 11 jueces por cada 100.000 habitantes. «¿Resultado? Fracaso de la Justicia«. No hay voluntad política de dotar al Poder Judicial con los medios necesarios por parte del Poder Político.  En cuanto a la politización de la Justicia, defiende que los Jueces no están politizados, pero sí lo está el Órgano de Gobierno de los Jueces, el Consejo General del Poder Judicial. Habla también del Magistrado Autonómico, un Juez que nombra el Parlamento Autonómico en el Tribunal que debe juzgar a los políticos y defiende la indignación por parte de los Jueces de base, que son plenamente conscientes de estas deficiencias. No existe un modelo tasado de méritos que pueda acreditar cómo se nombran a las cúpulas de los Tribunales más importantes: se elige antes a un perfil político que a un perfil con méritos y capacidades contrastadas. Y son opiniones de los propios jueces. En este sentido, viene a confirmar las presiones que también sufre los Jueces frente a futuras sentencias: presiones personales y profesionales, denuncias sin fundamento, presión mediática y pasividad por parte del sistema para proteger la independencia judicial. Y cita un libro referido a la neurología de la maldad, que divide la sociedad entre malvados (un 3% que van a delinquir pase lo que pase), personas que no necesitan normas para tener conciencia cívica (un 30% de la población) y el resto, casi el 60%, los que estarían dispuestos a delinquir pero sólo «si sale a cuenta«.  Es decir, dado que es tentador, lo importante es tener sensación de impunidad. Y saben que a día de hoy, lo controlan todo. ¿Por qué parar entonces? Saben que tienen impunidad. Lo único que no controlan es a la población. De lo que se trata es exactamente de eso: que la población se rebele ante ello.

El Magistrado Juez Sr. Acayro fue el juez que se atrevió a enfrentarse con una trama de corrupción en Castro Urdiales (Cantabria). No se quiso saber nada de lo que estaba pasando en el Ayuntamiento entre los años 2001 al 2007.

 

El Juez Acayro llegó a su Juzgado desde Menorca en el 2008 y hasta el 2015, en que se vio obligado a irse, siguió unas 20 causas contra la corrupción que al llegar estaban abiertas, pero con las que no se habían enfrentado.

Castro Urdiales es hoy es el municipio con más condenados e imputados según la población: hay 25 condenados de todos los partidos, PP, PSOE, IU y PRC y unos 100 acusados pendientes de juicio oral.

El juez ha pagado caro, muy caro, su honestidad y su trabajo contra la corrupción.

Ha tenido que soportar unos 35 expedientes disciplinarios del CGPJ y una condena del TSJ de Cantabria de año y medido de cárcel e inhabilitación por una buena cantidad de años, impuesta por el Presidente del TSJC, que había sido director general de Justicia con Ruíz-Gallardón en la Comunidad de Autónoma de Madrid. La condena fue posteriormente anulada por el Tribunal Supremo.

Conviene también otras declaraciones efectuadas por este mismo Juez, recogidas por el Diario.es.

Una visión «desde dentro del Poder Judicial».

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies