Sorprendente descubrimiento en las grabaciones del ex comisario Villarejo. Habla de sus relaciones con Jueces y cómo él tiene la capacidad de «manipular» a algunos de ellos. Una aparente demostración clara de la corrupción entre determinados Jueces. Y como dice el artículo, Jueces pertenecientes a las más altas instancias de la judicatura.

Aparece en El Confidencial Digital una noticia que es, cuando menos, llamativa por la crudeza con la que se viene a poner sobre la mesa y que viene a demostrar si se verificara, una vez más, la corrupción existente entre algunos de los miembros de la carrera judicial. La pueden leer pinchando aquí.

Sobre este particular, ya algún otro medio de comunicación había publicado noticias: 

Son conocidos por las publicaciones en prensa algunos de los casos en los que intervino el ex comisario Villarejo: la extradición frustrada a Guatemala del empresario Pérez Maura -que pueden leer pinchando aquí– 

O las intervenciones en el caso de la Doctora Pinto contra el empresario Don Javier López Madrid -que pueden leer pinchando aquí-

En cualquier caso, centrémonos en el artículo aparecido en El Confidencial Digital al que nos referíamos al principio. 

En él se pueden leer afirmaciones como estas: 

"...Según ha conocido Confidencial Digital, la Audiencia Nacional y la Fiscalía anticorrupción han abierto una nueva línea de investigación en el “caso Tándem”, tras la localización y audición de una grabaciones que forman parte del material incautado al ex comisario (más de 30 terabytes encriptados), audios en los que se habla de jueces....Esas piezas desencriptadas ahora recogen conversaciones del propio Villarejo con algunos de sus clientes en las que presume de tener controlados a magistrados en ejercicio....“A este juez le tengo untado”, afirma el ex comisario en una de sus conversaciones....En otra, comenta: “He hablado con N. para que nos favorezca en el juzgado”.... Y, además, el ex comisario tenía a su nombre un instituto de Derecho llamado Schola Iuris, donde tenía en nómina a varios jueces y fiscales que impartían cursos de distintas áreas jurídicas.... Los primeros jueces en levantar sospechas han sido precisamente los que fueron contratados en algún momento por Schola Iuris.... Según ha sabido ECD, la mayoría de ellos son magistrados de juzgados y órganos judiciales madrileños, tanto de la Audiencia Provincial como del Tribunal Superior de Justicia..."

Consideramos interesante poner de relieve un par de noticias aparecidas en los medios al respecto de lo contenido en este post. 

El ex Comisario Villarejo parece ser que fue el encargado de «fichar» al conductor habitual del Sr. Bárcenas, que se hiciera con la confianza de la familia y posteriormente poder hacerse con la documentación que este conservaba y que podría incriminar a altos cargos del Partido Popular, relacionados con corrupción

Pueden leer el artículo pinchando aquí

Un artículo diferente, de un medio de comunicación diferente, publicaba recientemente de quién parece ser que venía la orden de ejecutar estos trabajos.

Lo pueden leer pinchando aquí.

Pero… las relaciones con políticos y con jueces no parece ser que fuera la única «fortaleza» del ex comisario Villarejo a la hora de moverse por lo que se ha dado en llamar las «cloacas del Estado«. 

Lo pueden leer pinchando aquí. Y no se habla en el artículo sólo de las relaciones del ex comisario Villarejo con la cupula policial en tiempos de Rubalcaba. También hay enlaces en él a artículos que explican sus relaciones con el Ministro del Interior de Don Mariano Rajoy.

Y no es la única información. Hay más acerca de las relaciones del ex comisario Villarejo con la cúpula policial. Alguna, especialmente grave. Presten atención a este titular:

Lo pueden leer pinchando aquí.

En este artículo se explica cómo el ex comisario Villarejo:

«…avisó a Cospedal y a su marido de la operación Brugal, diez meses antes de la detención del presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll, y de tres concejales del PP en Orihuela. También les dijo que estaba tratando de parar la investigación de la Gürtel en Valencia, con la colaboración del entonces jefe de la UDEF, y que había alertado a Juan Cotino -director general de la Policía con Aznar, entre 1996 y 2002, y en aquel momento vicepresidente de la Comunidad Valenciana-..

Y sigue el artículo:

«…Lo que ciertamente parece increíble es que no se hayan iniciado ya diligencias para averiguar la veracidad de lo que narra Villarejo en su conversación con Cospedal y López del Hierro –mantenida en la planta noble de la sede nacional del PP en Génova, 13–, puesto que retrata una situación de gravísima ilegalidad en la cúpula policial: el jefe de la unidad encargada de investigar los casos de corrupción de ese partido estaba en realidad encubriendo los delitos y alertando a los investigados, tal como expone la denuncia:

«Villarejo confesó a Cospedal que “el segundo de a bordo” en la investigación de ‘Gürtel’ “es un hombre nuestro”, es decir próximo al PP, por lo que pide mantener la confidencialidad sobre Olivera. “Se enteran ahí y le cortan la cabeza. Es él que en un momento determinado me avisa de este tema. O sea totalmente de confianza y gracias a él ha boicoteado mil cosas y tal”, asegura éste a Cospedal. En este sentido, desvela, además de que han tratado de destruir el famoso pendrive de Gürtel, que la Fiscalía Anticorrupción había pedido un informe sobre la relación de regalos que hicieron las empresas de Francisco Correa y de Álvaro Pérez, ‘el Bigotes’, a políticos valencianos. Una petición que hasta entonces había sido “boicoteada” por el entonces jefe de la UDEF. (…)«

«No ha sido solo el comisario jubilado quien ha insinuado que Olivera podría haber boicoteado ciertos aspectos de la investigación de la trama de corrupción del PP. Hace un año, el inspector jefe de la UDEF, Manuel Morocho, sostuvo en la comisión de investigación del Congreso que Olivera decidía a quién se investigaba en el PP y a quién no. Así, Morocho aseguró que «indiciariamente» la anotación «M.Rajoy» –que aparece en el listado de Bárcenas sobre los dirigentes del PP que cobraron elevados sobresueldos en negro– correspondía al entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy Brey«.

El jefe de la investigación policial tapaba y alertaba al PP

«En este sentido, Morocho declaró que las mayores presiones que tuvo que soportar llegaron por parte de sus «superiores» que indicaban «cómo plasmar la información en los informes», refiriéndose al comisario José Luis Olivera. Este último, por el contrario, sostuvo que no vio “indicios fuertes” de un sistema irregular. «En la información que yo manejé no había nada relativo a sobresueldos» y «si hubiera indicios fuertes, la propia Policía puede detener y no hubo detenciones» de políticos en la trama Gürtel”, mantuvo«.

Si resulta ser cierto que el jefe de la UDEF se dedicó a boicotear todas las investigaciones sobre las tramas corruptas del PP, habría que abrir una nueva macrocausa tan importante como la Tándem que ahora investiga el imperio mafioso del comisario Villarejo

El Comunicado de la Asociación Reformista de Policías a que hace referencia el artículo dice:

«Son de público y notorio conocimiento gracias a los medios de comunicación una serie de grabaciones de audio protagonizadas por el comisario Villarejo las cuales son un compendio de conductas reprobables protagonizadas por policías de alto rango y sus cómplices, políticos, empresarios, y toda una serie de personajes que forman un sainete de corrupción que acertadamente se ha denominado “CLOACAS DEL ESTADO”.

Hemos llegado a un punto en el que se están conociendo últimamente presuntas operaciones en las que, utilizando los recursos materiales y humanos del Ministerio del Interior, y especialmente de la DGP, se ha llegado a trabajar a espaldas de la Justicia por intereses políticos ajenos al interés general. Se ha prostituido la función policial y la causa pública para proteger a los corruptos.

Hemos comprobado como desde el sindicalismo policial actual se está a “otras cosas” más beneficiosas para sus propios intereses y en campañas políticas apelando a los sentimientos para captar afiliados, que a defender la imagen tan deteriorada que se está mostrando de la Policía por culpa de las infames actuaciones de aquellos que en nombre de un falso patriotismo están llenándose los bolsillos y haciendo trabajos sucios a los políticos de turno.

Por eso en ARP sabiendo que una de nuestras misiones, materializada y reconocida con hechos no con simples intenciones, de abrir las ventanas de nuestra institución para que entre aire fresco y renovador a través de la denuncia de corruptelas y abusos varios, hemos decidido activar la acción de la Justicia a través de la Fiscalía ante la posible acreditación de la comisión de delitos respecto de la Operación Brugal y el Caso Gürtel por parte de funcionarios policiales de alto rango, que presuntamente mercadeaban con la información operativa confidencial con la que trabajaban abnegadamente los policías investigadores sin saber éstos que estaban siendo “traicionados” por sus superiores.»

Recuerden el subtitular del anterior artículo: «La Audiencia Nacional investiga ese presunto encargo que se pagó con fondos reservados» y únanlo con lo que decía el primer artículo publicado en este post cuando en él se hacían referencia a las «fluídas» relaciones del ex comisario Villarejo con determinados jueces en ejercicio. 

La pregunta que nos hacemos ahora es la que tantas veces nos hemos hecho desde esta Asociación: ¿quedarán impunes -como parece ser habitual- aquellos jueces para los que, finalmente quedase demostrada su participación en estos supuestos cohechos? ¿se les investigará a fondo, o se archivarán las causas sobre ellos, como también parece ser habitual en el caso de jueces denunciados?.

No podemos dejar de recordar algo que se ha convertido en habitual: los jueces parece que son ciudadanos diferentes a los demás.

Lo mismo ocurre con los políticos y con un buen número de funcionarios públicos. Entre ellos se cubren y se protegen, con la connivencia de jueces, que permiten que las causas «mueran«, se archiven o simplemente, no se investigue lo que se viene a denunciar.

A los españoles la Constitución nos recuerda que somos todos iguales ante la Ley (art. 14 CE).

De la misma manera que deja también claro que los jueces han de ser «responsables» (art 117, 1º CE). En otras ocasiones lo hemos recordado en otros post publicados por la Asociación. Uno de ellos, titulado «Queremos a los jueces responsables de sus actos«, lo pueden leer pinchando aquí

Sin embargo, por los hechos y las historias que conocemos en esta Asociación, todo parece indicar que ni los jueces son, como el resto de los españoles, iguales ante la Ley, ni parece que sean tampoco responsables de sus actos. 

¿Hasta cuándo permitiremos el resto de los españoles que esto ocurra? ¿Reaccionarán el resto de jueces honestos y responsables con su trabajo para evitar que la imagen de la judicatura siga cayendo en picado y deje de pensarse que en España la «seguridad jurídica» es una quimera?

Muchas veces hemos venido a recordar las declaraciones de la Juez Alaya al respecto de la prevaricación, «la madre de todos los delitos de corrupción«.

¿Cuál es la definición de prevaricación?

«La prevaricación es un delito que consiste en que una autoridad, juez u otro servidor público dicta una resolución arbitraria en un asunto administrativo o judicial a sabiendas de que dicha resolución es injusta y contraria a la ley» 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies