Un nuevo y triste caso de acoso, mal trato y tortura a una ciudadana simplemente…. por cumplir con su obligación. En este caso a la agente del Cuerpo de la Guardia Civil, Doña Gloria Moreno.

En el artículo publicado por el diario Público se presenta el caso con detalle. La foto presenta la entrega de premios de II Distinción Nacional a la Mujer Policía, donde se le reconoce a Gloria Moreno -a la izquierda de la foto- por ser una «referencia nacional» para la protección del medio ambiente y de los animales.

La distinción fue entregada en el I Encuentro Nacional de Mujeres Policía en reconocimiento a su trayectoria profesional de compromiso con la protección del medio ambiente y de los animales, que la han convertido en una referencia nacional para el tejido social que representa a la ecología y a la defensa y el bienestar animal.

Natural de Segovia, Gloria Moreno, con familiares en Olombrada y Fuentesaúco, ingresó en la Academia de la Guardia Civil de Baeza en el año 2006, estuvo destinada como guardia civil en Cantimpalos y Cantalejo. Su preocupación por la conservación de la naturaleza y el medio ambiente, la llevaron a integrarse en el Seprona en el año 2011, ocupando distintos destinos desde entonces. Actualmente es responsable del servicio en Lanzarote.

Y ha sido en Lanzarote donde se ha levantado con ella la «caja de los truenos«.

Como se puede deducir… por cumplir con su obligación. En este caso proteger la pardela cenicienta –una gaviota que anida en Lanzarote- y perseguir a quienes llevan a cabo la caza furtiva del mismo.

Cuando Gloria Moreno llegó a su puesto, sus compañeros le advirtieron que los furtivos habituales de la pardela eran «gente poderosa en la isla» -años antes al propio titular del departamento de Agricultura del Cabildo de Lanzarote le habían pillado in fraganti con pollos de pardelas- y que podrían tener alguien dentro de la Guardia Civil que pudiera estar dando el chivatazo de las posibles operaciones policiales.

Ante la información recibida y, como era su obligación, Gloria Moreno informó por escrito a sus superiores.

Este acto es el que la fiscal considera “falsedad documental” al asegurar que Gloria Moreno eleva este documento “a sabiendas de que sus manifestaciones no se correspondían con la realidad (…) conteniendo en el mismo unas afirmaciones mendaces, y en las que le atribuía la comisión de unas irregularidades en el ejercicio de sus funciones al Guardia Civil Miguel Ángel Padial Ortiz destinado en el mismo destacamento del Seprona de Lanzarote, y por lo tanto subordinado de la acusada«. Amparado en ello pide cuatro años de cárcel para la Agente del Cuerpo del Seprona Doña Gloria Moreno.

Todo parece indicar que se deriva de la intervención llevada a cabo por Gloria Moreno, junto al Servicio Marítimo de Fuerteventura, que acabaría con 19 hombres denunciados -once de ellos a la espera de juicio todavía- por cazar y asar pardelas en Alegranza, en el Archipiélago Chinijo. Un delito doble, al tratarse de una especie protegida y dentro de un espacio protegido. 

Las evidencias de ambos delitos son tan evidentes que la Fiscalía sigue adelante con el caso, y pide sentar en el banquillo a once acusados por el día de caza y el asado posterior de las calonectris diomedea o pardela cenicienta, una especie protegida. Todo ello llevado a cabo en la playa de El Veril, Islote de Alegranza, Parque Natural del Archipiélado Chinijo, Espacio Natural Protegido y Reserva Marina, zona ZEPA.

Poco tiempo después de haber llevado a cabo la intervención, empezaron a surgir los problemas para la Agente:

  1. Primer expediente sancionador: Es leve y responde a la queja del Director Centro de la isla de La Graciosa porque la agente Moreno pregunta sobre el destino de los gatos capturados en el Parque Natural.
  2. Segundo expediente sancionador: un mes después y también leve, “por no haber evitado que una ciudadana interpusiera una queja”, tal y como declara la abogada.
  3. Tercer expediente sancionador: considerado falta grave, al tramitar las denuncias de protectoras de animales, con las que se encuentra al volver de su baja por maternidad.
  4. Cuarto expediente sancionador: por pedir las copias de los testimonios de unos expedientes.
  5. Quinto expediente sancionador: considerado como falta muy grave. Fruto de la denuncia del veterinario de la perrera municipal de Arrecife, Javier López, que denuncia el acoso que está sufriendo por parte de la agente cuando ésta investiga las denuncias que existen de irregularidades en el recinto. Entre las irregularidades que se denuncian están el sacrificio injustificado de animales, sin esperar los días descritos por la ley o la entrega de cientos de cachorros sin vacunar ni con chip.

Esta última denuncia ha llevado a la «extraña suspensión» que ha sufrido recientemente la Agente Gloria Moreno, tal y como describe el Diario de Fuerteventura:

«La Guardia Civil ha cesado en sus funciones a la sargento jefa del destacamento del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) en Lanzarote, Gloria Moreno, por una queja del veterinario de Arrecife mientras estaba investigando irregularidades en la gestión de la perrera municipal tras una denuncia de una concejal. Se trata de una medida cautelar, decidida por la Dirección General de la Guardia Civil ante la apertura de un expediente por una falta muy grave. El cese se hizo efectivo el pasado 20 de abril y durará tres meses, durante los cuales no podrá ejercer sus funciones.

La medida cautelar se ha tomado de forma fulminante sin que la afectada haya podido presentar un informe sobre los hechos, como es habitual en la mayoría de los casos. El Seprona realizó varias inspecciones en la perrera sobre presuntas irregularidades en los informes sobre el estado de salud de los perros y en la protección de los animales. Se detectaron cien casos de incumplimiento del periodo mínimo de permanencia en esas instalaciones y la entrega de más de 300 animales a una pareja que llevaba los perros a Alemania.»

Y, como decíamos al principio del artículo, mientras Gloria Moreno se enfrenta a todo este conjunto de acusaciones y expedientes sancionadores promovidos a nivel interno… tiene en marcha la petición de cuatro años de cárcel por parte de la Fiscalía.

Como se puede apreciar, todo un proceso de tortura, malos tratos, tratos crueles, degradantes e inhumanos por haber llevado a cabo su obligación y haber denunciado y arrestado a personas involucradas en acciones relacionadas con la corrupción. El acoso y la tortura contra ella, llevado a cabo con recursos del Estado. En su defensa es ella quien tiene que buscarla con sus propios recursos.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies