Con ese titular ha publicado en el día de hoy un artículo La Tribuna de España: «Jueces que mienten y benefician a terceros«. Merece la pena reproducir. Nos narra el sufrimiento de una persona que se he encontrado con unos jueces en España que, todo parece indicar, han violado la Ley de manera impune y repetitiva.

El artículo lo pueden leer pinchando aquí.

Lo reproducimos a continuación de manera íntegra por el interés de lo que en él se contiene.

«¿Se imagina usted acudir a un Juzgado a reclamar Justicia y encontrarse con que el Juez tiene líos amorosos con el representante de una de las partes? ¿Se imagina usted que le descubre, hace fotos y prueba esas relaciones, lo denuncia y después el juez lo niega todo diciendo que es falso? ¿Se imagina que tras denunciarlo, a usted no le hacen caso –a pesar de las pruebas- y a partir de ese momento en el Juzgado a lo que se dedican es a violar la Ley impunemente, quitarle a usted lo que le pertenece y entregárselo al cliente del novio de la juez?

Esto le ocurrió a un ciudadano español en un Juzgado Mercantil de Madrid. Y no es algo del pasado. Es algo reciente. Una Juez pillada in fraganti en una relación sentimental con el procurador de una de las partes, que no se apartó del procedimiento judicial.

Los Informes de los detectives que estuvieron siguiendo al Procurador y descubrieron la relación íntima con la Juez contienen comentarios como estos:

Observamos estacionan el vehículo antes de llegar al domicilio de la acompañante… Podemos apreciar que ambos ocupantes se prodigan caricias íntimo-amorosas, se besan largamente. Como no parecen estar cómodos, pues la zona está algo iluminada, se trasladan a una zona más oscura y tranquila ¡… ¡donde continúan prodigándose caricias cada vez más íntima y amorosamente...”

Creemos queda completamente claro por lo anteriormente expuesto que la relación íntima/amorosa del investigado (el Procurador) con (la Juez) se mantiene profusa y diariamente sin ningún tipo de duda“.

Pues bien, a pesar de mantener esa relación, la Jueza sólo se apartó del procedimiento cuando fue denunciada por este ciudadano. Y cuando se fue del procedimiento, lo hizo negándolo todo. A pesar de estar probado documentalmente.

Al Consejo General del Poder Judicial, con total desfachatez le dijo en un Informe al hablar de su relación con el Procurador:

“…que mantiene con él la relación normal que se mantiene con todos los profesionales que trabajan en el juzgado, propias del ejercicio del cargo, siendo absolutamente falsas las alegaciones que realiza la parte que interpone la queja…”

Y pocos días después añadió que:

“..tengo que añadir que soy objeto de una persecución interminable, sintiéndome vigilada continuamente ya que hay un coche de detectives privados enfrente de mi casa, lo que me está provocando una ansiedad y estrés insoportable…”

Algo que era completamente falso. Ningún coche de detectives le seguía a ella. Seguían al Procurador. Y si en algún momento estaban aparcados cerca de su casa, sería porque el Procurador estaba también allí. Lo que nos lleva a preguntarnos si de manera habitual, tal y como ella misma había dicho, con el resto de profesionales que trabajan en su juzgado se va al Casino a jugar, cena con ellos mano a mano, se besa mientras están aparcados en párkings públicos, etc.

La juez, no contenta con engañar al Consejo General del Poder Judicial, en uno de los Autos judiciales que dictó como Presidenta de su Juzgado, sin rubor alguno, afirmó que eran “absolutamente falsas las alegaciones realizadas (por el ciudadano que había denunciado su relación con el Procurador) así como la causa en la que motiva las mismas”. Y se apartó del caso.

Saquen ustedes sus propias conclusiones.

Eso sí, no terminaron ahí los engaños y las mentiras. Sólo acababan de comenzar.

La Juez que la sustituyó en la dirección del procedimiento, con lo que parece ser el fin de conseguir el despojo completo del ciudadano que había acudido al Juzgado en busca de protección judicial, había descubierto a su compañera y había tenido la “temeridad” de denunciarla, se dedicó a producir uno detrás de otro, todo tipo de resoluciones. En esas resoluciones de manera reiterada, faltó a la verdad y permitió que se cometieran todo tipo de ilegalidades en el Juzgado que preside la que era la supuesta novia del Procurador. Porque el procedimiento, tal y como establece la Ley, se seguía manteniendo en el Juzgado de la primera juez, aunque fuera la segunda la que tomara las decisiones una vez se apartó la primera.

El cliente del Procurador quería ejecutar unas acciones del denunciante. Para eso había que convocar una Subasta Judicial. Pues bien, la celebraron pero… con “truco”. Sin que la subasta fuera firme. Algo que es necesario para poder llevar a cabo un acto de este tipo. En la subasta se iban a sacar a la venta unas acciones de una empresa cotizada. Para que no acudieran postores –no se entiende de otra manera- cambiaron el nombre y la matrícula de las acciones, un código que se llama ISIN, de forma que sacaron a subasta unas acciones que no existían.

En vez de pedir un informe a un tasador independiente –que es lo marca la Ley- le pidieron la tasación al que estaba ejecutando las acciones.

Y finalmente, le adjudicaron las acciones al cliente del supuesto novio de la otra Juez, a un precio veinte veces inferior al precio al que estaban valoradas en el Juzgado. En el camino, a este “afortunado” le regalaron –sólo con esta operación- casi treinta millones de euros, de acuerdo con esas valoraciones.

De todo esto estaba advertida la Juez. Por escrito, ante el Juzgado y con meses de antelación. ¿Qué hizo? Nada. Hacer oídos sordos.

Cuando ya la Subasta estaba realizada y las acciones adjudicadas, dictaron un Auto en el que dijo que no se habían producido irregularidades y “en consecuencia tampoco indefensión”. Y decimos “dictaron” porque… atención ahora estimados lectores… el Auto lo dictó la Juez ¡que se había apartado del caso dos años antes!

Aunque eso sí, pocos días después la otra Juez acudió de nuevo en apoyo de su compañera, dijo que había sido un “error informático” y que ella reiteraba todo lo que había dicho su compañera.

Como en la mafia: “todo queda en casa”.

Pero no le bastó eso a la segunda juez. Unas semanas después dictó otro auto en el que volvió a mentir diciendo que no se podía apreciar “que se haya ocasionado a la parte indefensión alguna”. Que se había tenido por parte del denunciante oportunidad de presentar sus pretensiones y que de las mismas se habían derivado resoluciones judiciales, desestimando sus peticiones.  En cuanto a las formas era cierto. Pero en cuanto al fondo era completamente falso: para desestimarlas utilizó esta juez todo un conjunto de falsedades burdas y groseras y además actuó en contra de sus propias decisiones judiciales dentro del procedimiento. Decisiones que eran ya firmes y que no se habían protestado. Algo completamente ilegal y constitutivo de otro evidente abuso.

Les añadiremos unas pocas cosas más. Para terminar, dos noticias más con respecto a este caso con el fin de que puedan ver ustedes hasta qué punto en este país la corrupción campa a sus anchas y es protegida por algunos jueces.

¿Recuerdan que decíamos que las acciones que se sacaron a subasta no existían? Así era. Tenían nombres y códigos que no se correspondían con las acciones verdaderas.

Pues bien, el cliente del supuesto novio de la primera Juez…. logró que el banco donde las acciones verdaderas estaban depositadas, se las traspasara a su nombre. Eso sí, estando el Banco perfectamente advertido para que no lo hiciera.

De todo esto fue advertida también la Comisión Nacional del Mercado de Valores, al ser la empresa cotizada. ¿Qué hicieron? Nada. Peor que eso. Se les presentó la denuncia para que actuaran y se negaron a hacerlo, saltándose la Ley.

Todas estas actuaciones fueron denunciadas ante la Justicia por medio de querellas criminales, a la vista de la evidencia de las acciones delictivas.

¿Qué hicieron los jueces que fueron llamados a estudiarlas? Unas las archivaron y otras las inadmitieron. Los supuestos –y decimos supuestos casi con una sonrisa entre los labios- delincuentes siguen tan tranquilos en sus casas disfrutando de sus acciones delictivas. De esto les contaremos en otros artículos futuros.

Manténganse conectados.

Como última noticia:

La Tribuna de España ha tenido conocimiento -en rigurosa exclusiva- que en el día de ayer fue presentada por el Bufete Dédalo Legal querella criminal, ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, contra las dos jueces de las que les hemos hablado.

Ahora tendremos que esperar a ver qué deciden en ese Tribunal: ¿perseguirán a estas supuestas delincuentes o las exonerarán inadmitiendo o archivando la querella?

Les seguiremos informando.»

Como bien termina diciendo el artículo, habrá que esperar y ver qué ocurre. Ver si los jueces a quienes toque juzgar a estas presuntas delincuentes contra las que se ha presentado querella las tratarán de la misma forma que ellas han tratado a la Justicia o si, por el contrario, aplicarán la Ley con rigor -como debería ser de manera especial al ser Magistradas Jueces las presuntas delincuentes- y les condenarán.

Por lo que dice el artículo de La Tribuna de España, los supuestos delitos están probados: no parece que haya lugar a la duda en eso. Y están documentados. Jueces que mienten y benefician a terceros.

El art. 117.1 de nuestra Constitución, al hablar del Poder Judicial, dice que:

«La justicia emana del pueblo y se administra en nombre del Rey por Jueces y Magistrados integrantes del poder judicial, independientes, inamovibles, responsables y sometidos únicamente al imperio de la ley.»

Los jueces han de ser responsables. Esperaremos a ver si es así. Desde luego las dos juezas de las que nos habla el artículo no parece que lo hayan sido. Y tampoco parece que se hayan sometido únicamente al imperio de la Ley. Esperemos a ver si lo son los que estén llamados a estudiar y esperemos que a juzgar el caso.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies