Que para determinadas clases de ciudadanos parece que se imparte diferente Justicia que para el resto es algo que siempre sale en las conversaciones entre españoles. La Justicia para los políticos y para los poderosos, parece que es diferente a la Justicia para el resto de ciudadanos en España.

El caso que hoy comentamos nos lleva a entrar en detalle en la conocida como la «querella Bárcenas«: el caso de la destrucción de los discos duros de los ordenadores que el antiguo tesorero del Partido Popular mantenía en las oficinas centrales de la organización política.

Un caso que se ha mantenido vivo y en proceso de investigación, tal y como dice el artículo que hoy les comentamos, únicamente por la intervención de las acusaciones populares: Izquierda Unida-Los Verdes; el Observatori Drets Humans (DESC) y la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (Adade). Como explica el artículo, todos ellos han criticado la actuación de la Fiscalía.

Pueden leer el artículo pinchando aquí.

En él artículo ser pueden ver diversos videos de la Vista oral. Dedíquenle un tiempo si pueden y escúchenlos.

Por si no tienen oportunidad, el artículo de Público explica un poco el contenido de los mismos:

«Los vídeos recogen cómo la fiscal se empleó a fondo para desacreditar a Bárcenas, cómo insistió repetidamente en que los documentos que almacenaba en sus ordenadores -sobre la caja b del PP, ya acreditada por la Audiencia Nacional- no serían «tan importantes», o cómo comparó sus declaraciones con otras anteriores para buscar contradicciones.

Con el PP no actuó del mismo modo, y llegó a preguntar a Massó si otro motivo para borrar la información de los discos duros podría tener que ver con su posible destino como donación. La fiscal habló de borrado y sobreescritura, obviando entrar en detalles sobre su destrucción física, reconocida por el PP y documentada en el auto de la juez instructora, Rosa María Freire.

El Ministerio Público ha pedido la absolución del Partido Popular y de sus tres empleados sentados en el banquillo –Carmen Navarro, extesorera y gerente; Alberto Durán, responsable jurídico y José Manuel Moreno, responsable informático-, que al delito de daños informáticos suman otra acusación por encubrimiento. No obstante, las acusaciones populares que han mantenido viva la causa -Izquierda Unida-Los Verdes; el Observatori Drets Humans (DESC) y la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (Adade) han criticado la actuación de la Fiscalía.

Las dos primeras sostienen incluso que Luciáñez, que en el turno final de conclusiones pidió intervenir tras las acusaciones y no antes, para defender al PP,ha actuado en la misma línea que los abogados defensores, incluso negando la legitimidad de las acusaciones.

Los vídeos publicados bajo estas líneas ilustran las diferencias de actuar de la Fiscalía para con los acusados y el testigo Bárcenas. Con la testigo María Dolores de Cospedal su actuación sí fue similar a su interrogatorio a las defensas: sólo le formuló cuatro preguntas, todas ellas sobre la forma de proceder en la sede del PP con las llaves de los despachos.«

Todo parece indicar que la Justicia no es igual para todos. Parece que dependiendo de quien eres o a quien representas, se te exigirá el cumplimiento de la Ley o no se te exigirá.

Esto que escribimos son ideas. Son pensamientos. Son conclusiones a las que llegamos al leer las noticias que se van publicando. Ojalá nos equivoquemos en nuestras suposiciones y podamos afirmar lo contrario.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies