En el Juicio que se sigue contra el Magistrado Alba en Canarias en estos días y del que hemos publicado informaciones, ayer conocimos a través de Confilegal las declaraciones de uno de los testigos. La versión y las pruebas que vino a ofrecer ese testigo nos lleva a la pregunta que parece normal que surja en medio de un juicio en el que ambas partes mantienen posturas enfrentadas: ¿quién dice la verdad?

Pueden encontrar referencias al juicio en nuestra web en tres diferentes artículos publicados: Un Juez al banquillo… ¿habrá más?; Justicia y Mafia y Crueldad inusitada.

En el artículo de Confilegal al que hoy hacemos referencia la versión que se ofrece es exactamente la opuesta a la que se podía concluir de la lectura de los artículos de prensa a que en los nuestros hacíamos referencia.

Pueden leerlo pinchando aquí.

En el, entre otras cosas, se puede leer que:

«El ex hombre de confianza del empresario Miguel Ángel Ramírez desvela que la causa contra el Magistrado Alba es producto de una confabulación»

¿Quién dice la verdad?

Sigue diciendo el artículo:

«Como había expresado en su escrito notarial, el exadministrador único de Seguridad Integral Canaria y el Grupo Ralons, repitió de viva voz lo que había escrito previamente: Ramírez le dijo que iba a emplear la grabación que había realizado como un «seguro de vida», para «chantajear» al magistrado Alba con el fin de forzarle a archivar la causa 644/2014. 

Porque Alba, dos meses después de asumir la dirección del Juzgado de Instrucción 8 de Las Palmas –vacante por la marcha de Rosell a la política–, le había impuesto una fianza de 35 millones de euros a Ramírez.

Dicha decisión tuvo una consecuencia muy dura para los negocios de Ramírez, que vivía de la liquidez crediticia de los bancos en el día a día, porque le cerraron ese grifo.

De Armas relató que una tarde, pasadas las 5, Ramírez entró en las oficinas del Grupo Ralons como «un niño en día de Reyes, diciendo ‘mira lo que tengo aquí’, enseñándole una memoria USB que puso el empresario en el ordenador de su despacho. La escucharon los dos juntos a la secretaria de Ramírez.

Sobre el contenido del audio, De Armas reconoció que se hablaba de Prosegur, por ser la empresa que era competencia de Seguridad Integral Canaria, así como de comentarios del tipo «la fiscal tendrá que joderse», «esto lo cierro o algo parecido», Salva, aquí estoy para lo que haga falta, soy un amigo», entre otras.

Explicó al tribunal que Ramírez le dijo que la grabación la «arregla» el técnico de Las Palmas Javier Angulo, «lo limpia y no se oye absolutamente nada (…). Con esto tenemos nuestro seguro de vida».«

Y más adelante, haciendo referencia el artículo a las declaraciones de la Magistrada Victoria Rosell en el juicio, dice que

«La diputada de Podemos afirmó desconocer si su pareja, Carlos Sosa, tenía relaciones comerciales con el empresario al que ella estaba investigando».

Sin embargo, el propio artículo explica cómo el testigo -que era la persona de confianza del empresario- había intercambiado con quien era la pareja de la entonces Magistrada en ejercicio, el contenido de determinados documentos que su abogado presentaría en el Juzgado. Y explicó que éste, Don Carlos Sosa, contestó en referencia a esos documentos legales con propuestas de modificaciones a los mismos.

Para acreditar ese intercambio aportó a la causa, por lo que presenta el artículo de Confilegal, copia de pantallazos de los mensajes cruzados entre ambos por Whatsapp.

El texto del escrito legal fué modificado.

La idea, por lo que venía a describir el testigo, era chantajear al Magistrado Alba para que archivara el caso contra él.

Por otra parte, el periodista Don Carlos Sosa, a que el testigo anterior hacía referencia, entonces pareja de la Magistrada Victoria Rosell, lo que dice el artículo es que:

«El periodista, en su deposición, adoptó la estrategia de la venda antes que la herida tratando de desacreditar a De Armas afirmando que «está desahuciado en lo personal y en lo económico”. «

Por otra parte, es interesante leer también este otro artículo en referencia a los mismos hechos.

Lo pueden leer pinchando aquí.

En el artículo lo se dice es que la declaración del testigo lo que vino es a refrendar la comisión de los presuntos delitos que se le imputan al Magistrado Alba.

Todo esto nos lleva de nuevo a la pregunta: ¿quién dice la verdad?

Será el trabajo que tendrán de dilucidar los Magistrados que están viendo el caso y que tendrán que dictar sentencia.

Seguiremos informando.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies