En este artículo la autora hace un interesante análisis: aquellos gobiernos o organizaciones con mayor presencia de mujeres en sus órganos directivos, son menos propensos a tener que enfrentarse a situaciones de corrupción.

Nos habla de las legislaciones y del coste de la corrupción en España, que en 2015, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) cifró en 48.000 millones de euros, cerca del 5% del PIB

Y en su artículo sobre El coste económico de la corrupción, Miguel Sebastián lo clasifica en cinco categorías:

  1. El impacto directo o “coste de oportunidad” del dinero perdido en las actividades relacionadas con la corrupción.
  2. Los costes de eficiencia derivados de una mala inversión tanto pública como privada.
  3. Los costes a largo plazo derivados de diversos problemas de incentivos.
  4. El daño a la imagen o “marca” país.
  5. El impacto sobre la estabilidad política y social.

De interesante referencia.

Más mujeres en los parlamentos, menos corrupción

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies